miércoles, 11 de enero de 2017

Carrusel

Lo que es lo mismo, "el tiovivo" de la realidad, cuya falta de congruencia llega a ser paradójica a poco que identifiquemos las figuras que lo componen:

Figura primera: El PSOE se emplaza a sí mismo. Trabajo ha costado. Según voces críticas, la convocatoria es un dislate pues, al elegir primero al líder y decidir después cómo y hacia dónde se quiere ser liderado, puede darse el caso de que el líder haya de aplicar un programa al que se opone. Cierto, un riesgo. Pero menor. Habiendo líder, tiempo tiene este para armar su plataforma y luchar por ella en el congreso. Si, a pesar de todo, perdiera el congreso, siempre puede dimitir. Señores/as: no creo en este programa, busquen otro líder. No es difícil. Aunque, ¿por qué estaría mal que, habiendo sido elegido con una plataforma, el líder se pasara a otra con más fuerza y/o apoyo? Parece algo feo, pero lo hace todo el mundo.

Figura segunda. Corbyn se pasa al adversario. Sin más. Sin esperar a un congreso ni primarias ni nada. Simplemente de un día para otro que, por lo demás, es como suelen producirse las grandes conversiones. O los procesos de mesmerización. Y no hace falta justificar nada. Se dice lo contrario que ayer y todo el mundo lo entiende. El Brexit no se toca, en contra del europeísmo general del laborismo. Claro que tampoco es difícil entender que prima una visión pragmática y el Brexit es un hecho. Ya se sabe: "if you can't beat them, join them". Y hay que poner freno a la inmigración. Al final va a darse la curiosa paradoja de que el país que más inmigración recoge es Alemania, aquella que alguna vez creyó ser ein Herrenvolk. No obstante lo curioso de estos propósitos aislacionistas es la fe que parecen tener en su propia viabilidad. ¿Se puede frenar la inmigración?

Figura tercera. Soares en el centro del Tercer Mundo Impresiona la imagen del catafalco en el claustro de los Jerónimos con esa marcial guardia. Y la asistencia de personalidades y líderes socialistas. Muy patente la nutrida representación de africanos, musulmanes y negros, aunque puede haber también negros musulmanes. El hecho es que son los grupos y países de los que proviene la inmigración más tradicional en Europa. A la temida avalancha de Oriente Medio, difícilmente contenida en Turquía está ocurriéndole como a la plataforma Larsen C, que es como se llama ese gigantesco iceberg de 5.000 kms cuadrados, a punto de desprenderse de la Antártida. Luego, ya se verá lo que pasa.

Toque final. La hija como mercancía. Cuesta tragar la noticia de los padres de Nadia. Aquí, al menos, se monta el escándalo. Pero hay lugares del mundo en los que se casa a las niñas de 12 años com hombres de cuarenta, que es como venderlas.