Mostrando entradas con la etiqueta Estadísticas.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Estadísticas.. Mostrar todas las entradas

jueves, 23 de abril de 2009

Democracia mediática.

Ya ha salido la última oleada del Estudio General de Medios con datos de marzo de 2008 a abril de 2009 que son muy esclarecedores de cómo se distribuye la población española a ambos lados del eje izquierda-derecha, ese que según grandes pensadores/as, como doña Ana Botella, ya no funciona en nuestras sociedades y está superado. Consuela que los tres diarios progresistas, esto es, El País, El periódico de Cataluña y Público lleguen a los 3.741.000 lectores, mientras que los periódicos reaccionarios, El Mundo, ABC y La Razón se quedan en 2.456.000, 1.200.000 lectores menos. Como es bien sabido la derecha suele acusar al grupo Prisa (El país) de ser un monopolio. Es obvio que se trata de una mentira. Tres periódicos progresistas contra tres reaccionarios y ello sin contar las demás docenas y docenas de diarios que hay en el país. ¿Qué quiere decir aquí "monopolio"? Obviamente, nada, salvo disimular la envidia y la irritación que, al parecer, se siente cuando uno ve que en un mercado libre, la competencia te gana por un millón doscientos mil lectores. Como no pueden competir en buena lid, recurren al engaño sin que eso les sirva de mucho: la prensa progresista bate a la reaccionaria en proporción de tres a dos. El Estudio General de Medios da también los datos de la audiencia de radio. Y de nuevo es un placer observar que una emisora progresista privada, la cadena Ser, tiene tantos seguidores como las otras dos también privadas y reaccionarias juntas, Onda Cero y la COPE. Pero lo verdaderamente mirífico es que, a pesar de contar con ese locutor talibanizado, dedicado a insultar urbi et orbi todos los días desde su micrófono, la Cope está tercera en audiencia, por detrás de Onda Cero y con un total de oyentes de 1.861.000. Es estupendo porque quiere decir que esa máquina de injuriar y vilipendiar no tiene tanto eco como cree en Madrid y en España en general. Ya me extrañaba.

Ahora bien, hay un dato en este último EGM de especial interés para los blogueros y los internautas de todo tipo, que es el consumo de internet en España. Como se aprecia en el gráfico de la izquierda, que mide el consumo de los distintos medios de comunicación (diarios, cine, revistas, televisión e internet) la serie empezó en 1997 hasta hoy. En ella pueden verse con ligeras variantes, todos los medios tienen una línea de consumo de valores constantes, con ligeros descensos todos más o menos por igual. Sólo la prensa escrita asciende ligeramente en los últimos ocho años, mientras que los suplementos tienen una clara tendencia al descenso. En el caso del cine el descenso también es continuo, aunque gradual, no tan pronunciado como con los suplementos o "colorines". Pues bien, de todos los medios analizados en los últimos doce años, el único que muestra un crecimiento permanente, ininterrumpido y pronunciado es internet que ha pasado de ser algo que manejaban en España unos 900.000 internautas a los 31,7 millones de hoy y seguimos subiendo. Está claro cuál es el medio del futuro (en otros cuadros del EGM se desglosan los consumidores de internet por edades, profesiones, sexs, etc) y no hace falta decir que la inmensa mayoría de los chavales y los jóvenes están conectados a la red. Y esto no hay quien lo pare. Mi periódico, Público que, en edición de papel alcanza sólo 190.000 lectores porque es una aventura empresarial muy reciente, tiene 390.000 en su edición digital. Ahora sí que puede decirse que quien no está en la red no está en el mundo; al menos en el mundo de mañana.