Mostrando entradas con la etiqueta Paraguay.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Paraguay.. Mostrar todas las entradas

martes, 22 de abril de 2008

¡Vivan las Américas!

PENNSYLVANIA, CUNA DE LA LIBERTAD

Hoy se celebran las primarias del Estado de Pennsylvania, con sus 158 delegados y un resultado previsto en el alero. Hace unas semanas, la señora Clinton sacaba dieciséis puntos de ventaja en los sondeos al señor Obama que, a su vez, le lleva a la dama 157 delegados de ventaja, esto es, 1.636,5 contra 1.479,5, según los cálculos del New York Times. Pero a día de ayer, después de semanas de una campaña realmente desagradable (mucho más sucia, por cierto, del lado de la señora Clinton y su marido que del del señor Obama), esa diferencia quedó reducida a unos cinco puntos. El senador por Illinois ha echado el resto en Pennsylvania, se ha gastado el doble en la campaña (ocho millones de dólares contra cuatro de Mrs. Clinton) y ha comenzado a responder con contundencia a los ataques de su rival.

Por ejemplo, gracias al equipo de Mr. Obama hemos podido enterarnos de que aquel demagogo predicador, Mr. Jeremiah Wright, que fue consejero espiritual del senador afroamericano, cosa que tantas insinuaciones malévolas y ataques directos del matrimonio Clintón le ocasionó, también estuvo en una reunión de oración y apoyo espiritual al presidente Clinton cuando éste andaba en apuros por sus relaciones con cierta becaria.

A estas alturas, me parece, muchos estamos tan hartos como Michael Moore (de quien saco la información sobre el señor Wright) del juego sucio de la ex-primera dama y, si pudiéramos votar, lo haríamos por Mr. Obama, que es, con mucho, el mejor candidato de los dos. Y no crean que lo digo yo, no, lo dice el Financial Times, poco sospechoso de compartir mis simpatías con demócratas y diversos tipos de izquierdistas.

Bien, atentos a la pantalla. Es posible que, si el resultado de las primarias de hoy en ese Estado cuya primera Constitución de 1776 se ha considerado siempre como la "más democrática" de América, no es lo suficientemente favorable a la señora Clinton, ésta abandone la carrera, dejando ya frente a frente a los dos rivales, señores Obama y McCain y al país más cerca de tener su primer presidente negro o, cuando menos, mulato.


GUAY DEL PARAGUAY

Estupendo que haya ganado las elecciones a la presidencia de la República del Paraguay el ex-obispo Fernando Lugo. Con un 40 % del voto, sacó diez puntos a la candidata de los Colorados, Blanca Ovelar y casi 20 al general retirado, Lino Oviedo. Lugo es un izquierdista que, según él mismo dice no tiene una formación ideológica predefinida, pero es de izquierda. Ha ganado las presidenciales cómodamente pero, al tiempo que éstas, también se celebraban elecciones parlamentarias (Congreso y Senado) y ahí no ha obtenido la mayoría y, aunque la hubiera obtenido, le esperan tiempos muy difíciles porque la coalición que preside, la Alianza Patriótica para el Cambio, está compuesta por unos treinta partidos que van de la extrema izquierda al centro, lo que, entre otras cosas, quiere decir que la estabilidad parlamentaria del Paraguay estará condicionada no sólo por las alianzas internas sino por la influencia que en ellas puedan ejercer desde el exterior supuestos aliados de Lugo como los señores Chávez y Morales. En cualquier caso, es importante que en otro país de América Latina haya otro gobierno de izquierda, con sensibilidad a los problemas de la pobreza, del imperialismo y de la condición de los indígenas.

Comentario aparte merece la situación canónica del señor Lugo. Hace ya cinco años que pidió la secularización al Vaticano para poder proseguir su carrera política porque, además de las prohibiciones canónicas, el artículo 235, 5 de la vigente Constitución paraguaya de 1992 hace inhábiles para ocupar la Presidencia de la República a "los ministros de cualquier religión o culto". El Vaticano, sin embargo, se negó a concedérsela, supongo que en atención a que el sacramento del orden imprime carácter, pero le concedió una suspensión provisional que las instancias públicas del Paraguay han aceptado de modo que no han planteado la ineligibilidad del señor Lugo. Y es de suponer que el Vaticano acabe resolviendo la situación a satisfacción del exobispo aunque, como es de izquierdas, nunca se sabe...

(La imagen es una foto de billjacobus1, bajo licencia de Creative Commons y representa un billete de un guaraní, de curso legal. Lo pongo a ver si la prensa española se entera de que el país se llama El Paraguay y no "Paraguay", como dicen los anglohablantes).