Mostrando entradas con la etiqueta Tercer Mundo.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Tercer Mundo.. Mostrar todas las entradas

domingo, 14 de diciembre de 2014

Panorama desde el vídeo.


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Aquí un vídeo con el que estoy de acuerdo y me gusta mucho. Tiene subtítulos en español. La autora, Kanka Kanak, me pide que ayude a difundirlo y así lo hago encantado. Es sencillo, directo e irrefutable.

viernes, 18 de mayo de 2012

La gran depresión del siglo XXI.

Dentro de cien años los estudiosos de la historia probablemente hablarán de este segundo decenio del siglo XXI como el de la "Gran depresión". Si no lo hacen será porque, tras estos quizá vengan tiempos más aciagos. El destino del hombre está abierto y el resultado de sus actos no suele ser previsible y muchas veces es contraproducente. O quizá porque, para entonces, ya no sea costumbre en la historia identificar la de Europa con la del mundo, bien porque la historiografía se haya hecho universal, bien porque Europa sea en esos tiempos una magnitud desdeñable, un non-entity, que todo puede pasar.
Estaban los occidentales en general y los europeos en particular muy contentos con la marcha general de la civilización mundial que los tenía a ellos como pináculo del progreso, dueños y señores de los destinos ajenos. Tan contentos y satisfechos que se permitían el lujo de aleccionar a los demás (una confusa mezcolanza de países del Tercer Mundo, en vías de desarrollo, en desarrollo, emergentes) acerca de la superioridad de sus pautas morales, el valor del individuo, los derechos humanos, etc. Sostenían asimismo que había alguna relación (si bien jamás estuvo muy clara) entre desarrollo económico, bienestar material y altas pautas morales de convivencia social.
Europa, Occidente, vivía rodeada de sus antiguas colonias y dependencias, luchando todas por sobrevivir, frente a las cuales podía darse la satisfacción de reconocer una deuda moral por los tiempos del colonialismo que ahora se pagaba dignamente por medio de la Ayuda Oficial al Desarrollo.
De repente, en un quinquenio -lo que viene durando la actual crisis cuyo fin nadie se atreve a vaticinar- estas imágenes de la realidad han saltado por los aires. La crisis es occidental, específicamente europea. Las antiguas colonias no la padecen; al contrario crecen a ojos vistas y en su seno apuntan ya verdaderas potencias económicas como la China, la India, el Brasil, etc que suponen una competencia literalmente ruinosa para Europa. Esta no puede hacer frente al nuevo peligro en una situación de postración económica y de ella solamente cree poder salir aumentando la productividad, compitiendo con unos países que prácticamente no tienen gasto social. Este es el porqué del ataque al Estado del bienestar europeo como único modo de restablecer el crecimiento. Hay que recortar gastos superfluos.
El problema es si son superfluos. Desde un punto de vista estrechamente económico (también hay una economía humanista) indudablemente sí. Desde un punto de vista moral no menos indudablemente no. El Estado del bienestar es la cristalización institucional de la conciencia jurídico-moral europea y su desmantelamiento significaría despojar a Europa del fundamento filosófico de su pretensión civilizatoria. Unas sociedades en donde la idea dominante es que los individuos son en realidad mercancías no pueden ir luego a predicar a casa del prójimo la doctrina del valor supremo del individuo y los derechos humanos.
Igual que el movimiento 15-M no es un problema de orden público, sino un estado de ánimo de sectores muy amplios de la sociedad que se manifiesta mediante la oposición en función de criterios morales, quienes defienden el Estado del bienestar defienden la idea del valor supremo del individuo y la función de los derechos. Los dos enfoques pueden mezclarse en uno, la del combate por una sociedad justa. En ese combate las posiciones están muy claras y las fuerzas muy desequilibradas a favor del mantenimiento de una política neoliberal de predominio de los mercados y desaparición del Estado social con absoluta despreocupación por la justicia social, concepto que Hayek considera una aberración incluso moral. Los partidos mayoritarios, las grandes organizaciones financieras, las grandes empresas, las instituciones ideológicas, como las iglesias, los medios de comunicación, las universidades, las fundaciones, todos coadyuvan a esa finalidad. Enfrente aparece un movimiento difuso, desestructurado, espontáneo, horizontal, multitudinario, apoyado por algunas fuerzas minoritarias de izquierda y en parte los sindicatos, los sectores marginales de los medios y en buena medida, la red. Esa lucha está perdida de antemano en términos electorales, en especial porque sus protagonistas no siendo partidistas, no se presentan a las alecciones, así que tendrán que insistir en el camino de la fundamentación moral de su oposición. Es decir, tendrán que recurrir a la desobediencia civil.
A todo esto, Europa sigue siendo un territorio muy peculiar, un ámbito de efervescencia permanente, en el que la historia está siempre pasando tumultuosamente, destruyendo Estados, haciendo nacer otros, cambiando regímenes, alterando sus fronteras. Es también un terreno de debate y experimentación, uno en el que quizá quepan sistemas políticos, equilibrados por una acción multitudinaria inspirada en el recurso a la desobediencia civil. 
(La imagen es un grabado de Paul Klee titulado Encuentro de dos hombres que conjeturan (1903).

sábado, 6 de septiembre de 2008

Países anegados.

Los de Avaaz han puesto en marcha una campaña de recogida de firmas para apoyar la petición que los representantes de los pequeños Estados insulares harán al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para que se tomen medidas con urgencia a fin de frenar el cambio climático, principal responsable de que esté subiendo el nivel del mar. Este ascenso de las aguas acabará sumergiendo a muchos de estos países en un plazo más corto que largo, lo que obligará a evacuar a las poblaciones y encontrarles acomodo en algún otro lugar, cosa nada fácil. Quieren que firmemos el texto siguiente. Yo lo he hecho. Creo que todo ayuda:


A la Asamblea General y el Consejo de Seguridad de la ONU:

Nosotros, como ciudadanos de todo el mundo, compartimos la preocupación de las pequeñas naciones insulares con relación a la amenaza que el cambio climático representa para la paz y la seguridad internacional. Necesitamos actuar ya, y las discusiones sobre el clima global deben acelerarse para poder llegar a un sólido acuerdo a tiempo para prevenir una catástrofe, así como para proteger a aquellos que son obligados a desplazarse como consecuencia del calentamiento global. Nuestro futuro en común requiere que las Naciones Unidas traten la crisis climática internacional como mínimo con la misma urgencia con que se tratan temas relacionados con la guerra y la paz.

(La imagen es una foto que representa viviendas inundadas en Funafuti, Tuvalu y procede de lapágina de Avaaz).

domingo, 27 de enero de 2008

Nuestro lugar en el mundo.

Mi amigo François me manda el enlace de este vídeo en el que se pueden ver claras algunas proporciones que nos afectan como pertenecientes al primer Mundo. Sirve para ilustrarnos sobre una situación de gran injusticia. Está en inglés.

La extremada pobreza y la extremada opulencia conviviendo en el mundo de hoy.

Gracias, François.

jueves, 24 de enero de 2008

Mondo cane.

Me manda mi amigo Tom uno de esos mapas nuevos con informaciones que podemos variar. En la imagen se ve la relación entre esperanza de vida en el momento de nacimiento y renta por habitante por países entre 1970 y 2006 y, cuando está activa, podemos verla variar con el paso del tiempo. También podemos consultar otras variables, por ejemplo, emisión de gases de efecto invernadero en relación con la renta por habitante, etc. Asimismo es posible visionar la distribución por regiones (África, Europa, etc) y adjudicar cantidades concretas a países. Son fascinantes estos mapas y están llenos de información que encuentro utilísima para mis trabajos. Se encuentran en The Gapminder World 2006. Y merecen la pena.


sábado, 8 de septiembre de 2007

Nuestros vecinos del Sur.

Me desplacé ayer a Rabat a examinar a los alumnos marroquíes que hacen selectividad para la Universidad española, con tan buena fortuna que coincidi con la jornada electoral para el parlamento marroquí y cuando todos los sondeos anunciaban vencedor al Partido de la Justicia y del Desarrollo, que es islámico pero moderado, y la derrota de la coalición gobernante del señor Driss Jettou, compuesta por cinco partidos que van desde el conservador Istiqlal hasta el Partido del Progreso y el Socialismo (antiguos comunistas), pasando por los socialistas de la Unión Socialista de Fuerzas Populares, (USFP). Se calcula que la abstención será muy alta, cosa nada de extrañar si tenemos en cuenta dos factores que influyen en ella: a) un sistema electoral proporcional que fomenta el multipartidismo por lo cual se supone que ninguno obtendrá mayoría absoluta y además se basa en un sistema de censo por registro y no de censo automático, lo que siempre fomenta la abstención; y b) un sistema político corrupto con alianzas poco operativas que, de todos modos, tampoco valdrían mucho caso de no serlo porque el régimen no es especialmente democrático ya que el gobernante efectivo es el monarca, Mohamed VI y el primer ministro viene a ser su secretario o poco más.

De todas formas, no puedo decir gran cosa más del asunto porque, aunque me alojo en un hotel bastante bueno, con Business Center y conexión a internet en las habitaciones, hay una caída general de la red, con lo que no se puede recibir información ni comunicarse con el exterior, sino me encantaría postear algo sobre este vecino nuestro del sur, tan cercano geográficamente y tan distante social, económica y culturalmente. Si alguien quiere un dato que haga recapacitar sobre el sentido de vivir en lo contemporáneo que recuerde que, al día de hoy, cerca del cincuenta por ciento de la población es analfabeto.

Nota bene. Al dia de hoy, sabado, habiéndose restablecido la conexion en el bendito Business Center, pero no en las habitas, puedo colgar los posts que habia escrito y que, si no retoco, saldran con las tildes y enyes de nuestra adorada lengua; pero si los retoco, como sucede ahora, apareceran en hispano-gabacho. Mil perdones.

Vous savez? Ce sont les inconvenients de voyager dans les pays du thiers monde, bougre! La faute n'est pas à eux mais non plus à moi. Pour autant, il semble que les islamistes dites modérés n'ont pas reussi à faire le breakthrough selon les premières comptages. Il faudra encore s'attendre, mais peut être le parti de la Justice et du Développement n'arrivera même pas dans prémière position. Les islamistes accusent l'argent "des autres", possiblement parce que les modérés sont pauvres. Il faut être islamiste radical pour avoir du fric.

(La ilustracion es una foto que hizo Celia ayer de un signo de "stop" en lengua aràbiga).